45[1]La vida es una continuidad siempre y siempre. No hay un destino final. Siempre es un “ir hacia“. Simplemente el peregrinaje, simplemente la jornada en sí misma es vida, sin llegar a un cierto punto, sin meta; sólo danzando y el estar en el peregrinaje, moviéndose alegremente, sin preocuparse por el destino. ¿Qué harás al llegar al destino? Nadie lo ha preguntado porque todo el mundo está tratando de tener un destino en la vida. Sin embargo, las implicaciones… si realmente llegas al destino de la vida, ¿entonces qué? Entonces vas a sentirte muy perplejo, no hay a dónde ir… has llegado al destino final y en la jornada lo has perdido todo. Has tenido que perderlo todo. Así que, al permanecer desnudo en el destino final, mirarás a tu alrededor como un idiota: ¿Cuál era el motivo? Estabas afanándote tanto, estabas preocupándote tanto y este es el resultado.Osho Rinzai: Master of the Irrational Chapter 7

Comentario:

La pequeña figura que se mueve en el camino, a lo largo de este hermoso paisaje, no está preocupada por la meta. El o ella sabe que la jornada es la meta, el peregrinaje en sí mismo es el lugar sagrado. Cada paso en el camino es importante en sí mismo. Cuando esta carta aparece en una lectura, indica un tiempo de movimiento y cambio. Puede que sea un movimiento físico, de un lugar a otro, o un movimiento interior de una forma de ser a otra. Pero cualquiera que sea el caso, esta carta promete que el movimiento será fácil y traerá un sentido de aventura y crecimiento; no hace falta luchar ni planear demasiado. La carta “viajando” nos recuerda también que aceptemos y abracemos lo nuevo de la misma forma que lo hacemos al viajar a otro país con una cultura diferente y un ambiente diferente al que estamos acostumbrados. Esta actitud de apertura y aceptación atrae nuevos

Anuncios