image  arcano 9 palo fuego osho¡Simplemente ponte fuera del alcance del mono! Todas las metas privadas son neuròticas. El hombre esencial empieza a saber y a sentir: “NO estoy separado del todo y no hay necesidad de buscar y sondear mi propio destino. Las cosas están sucediendo, el mundo se mueve: llámalo Dios… El está haciendo las cosas; están sucediendo por sí solas. No tengo necesidad de hacer ningún esfuerzo, ninguna lucha; no tengo necesidad de pelear por nada. Puedo “relajarme y ser” El hombre esencial no es un hacedor. El hombre accidental es un hacedor. El hombre accidental está, por supuesto, en medio de la ansiedad, de la tensión, des estrés, de la angustia; está sentado constantemente sobre un volcán que puede explotar en cualquier momento, pues vive en un mundo de incertidumbre y creencias como si éste fuera cierto. Ello crea tensión en su ser: sabe en lo profundo que no hay nada seguro.

COMENTARIO

 

Este es el retraro de alguien cuya vida, cuya energía vital, se ha desperdiciado en sus esfuerzos por mantener alimentada la enorme y ridícula máquina de autoimportancia y productividad. Ha estado tan ocupado en mantenerlo “todo en marcha” y “buscando que todo funcione sobre ruedas”, que se ha olvidado de descansar realmente. Sin duda, no puede permitirse ser juguetón. Abandonar su deber por un paseo a la playa puede significar que toda la estructura se venga abajo. * El mensaje de esta carta no sólo se refiere al hecho de ser un adicto al trabajo; tiene que ver con la forma en que establecemos rutinas seguras pero antinaturales para nosotros mismos y cómo, haciendo esto, mantenemos lo caótico y espontáneo alejado de nuestras puertas. La vida no es un negocio para ser dirigido, es un misterio para ser vivido. Ha llegado el momento de romper la ficha de horarios, abandonar la fábrica y hacer un pequeño viaje a lo desconocido. Tu trabajo puede ir viento en popa si lo haces desde un estado de relajado de la mente.

Anuncios